Actividades de seres vivos y no vivos en preescolar.

Actividades de seres vivos y no vivos en preescolar.

En el preescolar, es fundamental que los niños y niñas adquieran un conocimiento básico sobre los seres vivos y no vivos que los rodean.

Estas actividades les permiten explorar y comprender la diversidad de elementos presentes en su entorno, desarrollando así su capacidad de observación, curiosidad y respeto hacia la vida.

En este contenido, encontrarás una serie de actividades diseñadas especialmente para los niños y niñas en edad preescolar, con el objetivo de fomentar su interés y comprensión sobre los seres vivos y no vivos.

A través de juegos, experiencias sensoriales, experimentos y manualidades, los pequeños podrán explorar y aprender sobre la naturaleza, los animales, las plantas y otros elementos presentes en su entorno.

Además, estas actividades promueven el desarrollo de habilidades cognitivas, motoras y sociales, ya que se fomenta el trabajo en equipo, la comunicación y la expresión creativa.

Los niños y niñas podrán experimentar, investigar y descubrir el mundo que los rodea de una manera divertida y significativa.

Te invitamos a explorar este contenido y disfrutar junto a los niños y niñas de emocionantes aventuras que les permitirán descubrir la belleza y la importancia de los seres vivos y no vivos en nuestro planeta.

¡Diviértete aprendiendo!

Seres vivos y no vivos para niños de preescolar

En el mundo que nos rodea, existen diferentes tipos de cosas.

Algunas de ellas están vivas, como los animales y las plantas, mientras que otras no están vivas, como las piedras y los juguetes.

Hoy vamos a aprender sobre los seres vivos y no vivos.

¿Qué son los seres vivos?
Los seres vivos son aquellos que nacen, crecen, se alimentan, se reproducen y mueren.

Algunos ejemplos de seres vivos son los perros, los gatos, los árboles y las flores.

También nosotros, los seres humanos, somos seres vivos.

¿Qué son los seres no vivos?
Los seres no vivos son cosas que no tienen vida.

No pueden crecer ni reproducirse.

Algunos ejemplos de seres no vivos son las piedras, los juguetes, los libros y los lápices.

Características de los seres vivos:
1.

Nacen: Los seres vivos nacen de otras cosas vivas o de huevos.

Por ejemplo, los bebés nacen de sus mamás o las semillas se convierten en plantas.

2.

Crecen: Los seres vivos crecen a medida que pasan el tiempo.

Un bebé se convierte en un niño y luego en un adulto.

3.

Se alimentan: Los seres vivos necesitan comida para vivir y crecer.

Los animales comen alimentos y las plantas obtienen nutrientes del suelo.

4.

Se reproducen: Los seres vivos pueden tener hijos y hacer que la especie siga existiendo.

Por ejemplo, los animales tienen crías y las plantas producen semillas.

5.

Mueren: Todos los seres vivos tienen un ciclo de vida.

Al final de ese ciclo, mueren y se convierten en parte de la naturaleza.

Características de los seres no vivos:
1.

No nacen: Los seres no vivos no nacen de otras cosas.

Simplemente existen.

2.

No crecen: Los seres no vivos no crecen con el tiempo.

Una piedra siempre será del mismo tamaño.

3.

No se alimentan: Los seres no vivos no necesitan comida para vivir.

No se alimentan como los seres vivos.

4.

No se reproducen: Los seres no vivos no pueden tener hijos ni crear más cosas como ellos mismos.

5.

No mueren: Los seres no vivos no tienen un ciclo de vida como los seres vivos.

No mueren, simplemente pueden romperse o desgastarse con el tiempo.

Ahora que sabemos la diferencia entre seres vivos y no vivos, podemos observar todo lo que nos rodea y clasificarlo en estos dos grupos.

Recuerda que todos los seres vivos merecen nuestro respeto y cuidado.

¡Vamos a explorar el mundo maravilloso de la naturaleza!

Seres vivos: explicación para niños

Los seres vivos son todos aquellos seres que están vivos, es decir, que tienen vida.

¿Y qué es la vida? La vida es la capacidad de nacer, crecer, reproducirse y morir.

Los seres vivos pueden ser muy diferentes entre sí, pero todos comparten estas características.

Existen diferentes tipos de seres vivos.

Por ejemplo, los animales son seres vivos.

Pueden ser animales grandes, como los elefantes, o animales pequeños, como los insectos.

Los animales se mueven, comen, respiran y se reproducen.

También existen las plantas, que también son seres vivos.

Las plantas son muy importantes para nosotros, ya que nos dan el oxígeno que necesitamos para respirar.

Las plantas crecen, se alimentan a través de la fotosíntesis, se reproducen y también pueden morir.

Otro tipo de seres vivos son los hongos.

Los hongos son organismos que no tienen clorofila, por lo que no pueden hacer la fotosíntesis como las plantas.

Los hongos se reproducen a través de esporas y pueden encontrarse en lugares húmedos, como los bosques.

Los seres vivos necesitan alimentarse para poder crecer y tener energía.

Algunos seres vivos son carnívoros, es decir, se alimentan de otros animales.

Otros son herbívoros, se alimentan de plantas.

También hay seres vivos que se alimentan de ambos, como los omnívoros.

Además de alimentarse, los seres vivos también necesitan respirar.

La respiración es el proceso por el cual los seres vivos toman el oxígeno del aire y expulsan dióxido de carbono.

Algunos seres vivos, como los peces, respiran a través de branquias, mientras que otros, como los humanos, respiran a través de los pulmones.

Los seres vivos también se reproducen, es decir, tienen la capacidad de tener descendencia.

Algunos seres vivos se reproducen de forma sexual, es decir, necesitan un macho y una hembra para tener crías.

Otros se reproducen de forma asexual, es decir, pueden tener crías sin necesidad de otro ser vivo.

Por último, todos los seres vivos, tarde o temprano, mueren.

La muerte es el final de la vida, y es algo natural que ocurre en todos los seres vivos.

Cuando un ser vivo muere, su cuerpo se descompone y da lugar a otros seres vivos, como bacterias y hongos, que se encargan de reciclar los nutrientes.

Relación seres vivos y no vivos

La relación entre los seres vivos y no vivos es fundamental para mantener el equilibrio y la supervivencia en el planeta.

Los seres vivos dependen de los elementos no vivos para obtener los recursos necesarios para su desarrollo y reproducción.

1.

Recursos naturales: Los seres vivos utilizan los recursos no vivos presentes en el medio ambiente para satisfacer sus necesidades básicas.

El agua, el aire, el suelo y la luz solar son ejemplos de recursos no vivos que los seres vivos necesitan para sobrevivir.

2.

Ciclos biogeoquímicos: Los seres vivos participan en los ciclos biogeoquímicos, que son procesos en los que los elementos químicos circulan entre los seres vivos y el entorno no vivo.

Por ejemplo, el ciclo del agua, el ciclo del carbono y el ciclo del nitrógeno son fundamentales para el funcionamiento de los ecosistemas.

3.

Simbiosis: La simbiosis es una relación estrecha y duradera entre dos o más organismos de diferentes especies.

En la simbiosis, los seres vivos interactúan entre sí y se benefician mutuamente.

Un ejemplo de simbiosis es la relación entre las abejas y las flores, donde las abejas obtienen néctar y polen de las flores, mientras que las flores son polinizadas por las abejas.

4.

Depredación y alimentación: Los seres vivos se relacionan a través de la depredación y la alimentación.

Algunos organismos se alimentan de otros para obtener energía y nutrientes.

Por ejemplo, los herbívoros se alimentan de plantas, los carnívoros se alimentan de otros animales y los descomponedores se alimentan de materia orgánica en descomposición.

5.

Interacción con el entorno: Los seres vivos interactúan con el entorno no vivo a través de adaptaciones y respuestas a estímulos ambientales.

Por ejemplo, los animales migran en búsqueda de alimento y condiciones climáticas favorables, las plantas se adaptan a diferentes tipos de suelos y los microorganismos responden a cambios en la temperatura y la disponibilidad de nutrientes.

¡Diviértete explorando el mundo con tus pequeños!

Subir