Qué es una célula eucariota y procariota: una explicación breve

En el mundo de la biología, el estudio de las células es fundamental para comprender cómo funcionan los organismos vivos.

Dentro de este amplio campo, existen dos tipos principales de células: las células eucariotas y las células procariotas.

Estas células difieren en su estructura y organización interna, lo que a su vez tiene un impacto significativo en sus funciones y capacidades.

En esta breve explicación, exploraremos las características de cada tipo de célula y destacaremos las diferencias clave entre ellas.

Así que prepárate para sumergirte en el fascinante mundo de las células y descubrir cómo estas pequeñas unidades son esenciales para la vida tal como la conocemos.

Célula eucariota: resumen breve

Las células eucariotas son un tipo de células que se encuentran en organismos multicelulares, como plantas, animales y hongos.

Estas células se caracterizan por tener un núcleo definido, rodeado por una membrana nuclear.

En el interior del núcleo se encuentra el material genético, el ADN, que contiene toda la información necesaria para el funcionamiento de la célula.

El ADN está organizado en cromosomas, que se encuentran en forma de hebras largas y delgadas.

Las células eucariotas también tienen organelos, que son estructuras pequeñas y especializadas que realizan diferentes funciones dentro de la célula.

Algunos ejemplos de organelos son las mitocondrias, que producen energía para la célula, y el aparato de Golgi, que se encarga del procesamiento y transporte de proteínas.

Además de los organelos, las células eucariotas tienen una membrana celular que rodea a la célula y la separa del medio externo.

Esta membrana es semipermeable, lo que significa que solo permite el paso de ciertas sustancias hacia el interior de la célula.

Las células eucariotas también tienen un citoplasma, que es el líquido gelatinoso que se encuentra entre el núcleo y la membrana celular.

En el citoplasma se encuentran los organelos y otras estructuras importantes para el funcionamiento de la célula.

Células: Eucariotas y procariotas

Las células son las unidades básicas de los seres vivos, encargadas de llevar a cabo todas las funciones necesarias para su supervivencia y reproducción.

Hay dos tipos principales de células: eucariotas y procariotas.

Las células eucariotas son más complejas y se encuentran en organismos multicelulares, como plantas, animales y hongos.

Estas células tienen un núcleo definido, rodeado por una membrana nuclear, que contiene el material genético (ADN).

Además del núcleo, las células eucariotas tienen organelos membranosos, como el retículo endoplasmático, el aparato de Golgi, las mitocondrias y los cloroplastos (en las células vegetales).

Estos organelos realizan funciones especializadas en la célula, como la síntesis de proteínas, la producción de energía y la fotosíntesis.

Por otro lado, las células procariotas son más simples y se encuentran en organismos unicelulares, como bacterias y arqueas.

Estas células no tienen un núcleo definido, ya que el material genético se encuentra disperso en el citoplasma.

Además, carecen de organelos membranosos y presentan una pared celular rígida que les brinda protección.

A pesar de su aparente simplicidad, las células procariotas son capaces de llevar a cabo todas las funciones necesarias para su supervivencia, como la reproducción, la obtención de energía y la síntesis de proteínas.

A nivel de tamaño, las células eucariotas suelen ser más grandes que las procariotas.

Mientras que las células eucariotas pueden llegar a tener varios micrómetros de diámetro, las células procariotas son mucho más pequeñas, con un diámetro de alrededor de 1-10 micrómetros.

Diferencia entre célula procariota y eucariota

Las células procariotas y eucariotas son dos tipos de células que se encuentran en los organismos vivos.

La principal diferencia entre ellas radica en la organización de su material genético y la presencia de compartimentos membranosos internos.

1.

Organización del material genético: En las células procariotas, el material genético está contenido en una región llamada nucleoide, que carece de membrana nuclear.

En cambio, en las células eucariotas, el material genético se encuentra dentro de un núcleo, que está rodeado por una membrana nuclear.

2.

Presencia de compartimentos membranosos internos: Las células eucariotas presentan una serie de compartimentos internos, llamados orgánulos, que están delimitados por membranas.

Estos orgánulos incluyen el retículo endoplasmático, el aparato de Golgi, las mitocondrias, los cloroplastos (en las células vegetales) y los lisosomas, entre otros.

En contraste, las células procariotas carecen de estos compartimentos membranosos internos.

3.

Tamaño y complejidad: Las células eucariotas son generalmente más grandes y más complejas que las células procariotas.

Las células procariotas suelen tener un tamaño de alrededor de 1-10 micrómetros, mientras que las células eucariotas pueden tener un tamaño de hasta 100 micrómetros.

Además, las células eucariotas pueden ser multicelulares, formando tejidos y órganos, mientras que las células procariotas son unicelulares.

4.

Reproducción: Las células procariotas se reproducen principalmente por fisión binaria, un proceso en el que una célula se divide en dos células hijas idénticas.

En cambio, las células eucariotas pueden reproducirse de varias formas, incluyendo la mitosis (división celular que resulta en células hijas idénticas) y la meiosis (división celular que resulta en células sexuales).

5.

Presencia de citoesqueleto: Las células eucariotas tienen un citoesqueleto, una red de filamentos proteicos que proporciona soporte estructural y permite el movimiento celular.

En contraste, las células procariotas carecen de un citoesqueleto bien desarrollado.

¡Comprende la vida en su nivel más básico!