Tipos de células presentes en el sistema nervioso: una visión general

En el sistema nervioso, se encuentran diversas células que desempeñan roles clave en la transmisión y procesamiento de información.

Estas células, conocidas como neuronas y células gliales, trabajan en conjunto para asegurar el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

En esta introducción, exploraremos los diferentes tipos de células presentes en el sistema nervioso y su importancia en el mantenimiento de la homeostasis y el proceso de comunicación neuronal.

Desde las neuronas encargadas de transmitir señales eléctricas hasta las células gliales que brindan soporte y protección, esta visión general nos permitirá comprender mejor la complejidad y la importancia de las células del sistema nervioso.

El sistema nervioso y sus células

El sistema nervioso es un complejo sistema de comunicación en el cuerpo humano que coordina y controla las actividades de diferentes órganos y tejidos.

Está compuesto por dos partes principales: el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP).

El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal.

Estos órganos son responsables de recibir, interpretar y transmitir información a través de señales eléctricas y químicas.

El cerebro es el centro de control del cuerpo humano y está compuesto por miles de millones de células llamadas neuronas.

Las neuronas son las células principales del sistema nervioso.

Son células altamente especializadas que tienen la capacidad de generar y transmitir señales eléctricas y químicas.

Cada neurona está compuesta por un cuerpo celular, dendritas y axones.

El cuerpo celular de una neurona contiene el núcleo y otras estructuras celulares necesarias para su funcionamiento.

Las dendritas son las ramificaciones cortas y ramificadas que se extienden desde el cuerpo celular y reciben señales de otras neuronas.

Los axones son las prolongaciones largas y delgadas de las neuronas que transmiten señales a otras células.

Las neuronas se comunican entre sí a través de sinapsis, que son las conexiones especializadas entre las dendritas de una neurona y los axones de otras neuronas.

En la sinapsis, las señales eléctricas de una neurona se convierten en señales químicas, llamadas neurotransmisores, que son liberados y recibidos por otras neuronas.

Además de las neuronas, el sistema nervioso también contiene otras células llamadas células gliales.

Estas células proporcionan soporte y protección a las neuronas.

Hay diferentes tipos de células gliales, como los astrocitos, que regulan el equilibrio químico y el flujo sanguíneo en el cerebro, y los oligodendrocitos y las células de Schwann, que forman la mielina, una sustancia que recubre los axones y ayuda a acelerar la transmisión de señales.

Células cerebrales

Las células cerebrales, también conocidas como neuronas, son las unidades fundamentales del sistema nervioso.

Son responsables de la transmisión y procesamiento de la información en el cerebro.

A continuación, se presentan algunos aspectos importantes sobre las células cerebrales:

1.

Estructura: Las células cerebrales están compuestas por un cuerpo celular, dendritas y axones.

El cuerpo celular contiene el núcleo y otras estructuras vitales para el funcionamiento de la célula.

Las dendritas son las extensiones cortas y ramificadas que reciben señales de otras células.

Los axones son las extensiones largas y delgadas que transmiten señales a otras células.

2.

Función: Las células cerebrales son responsables de la comunicación entre diferentes partes del cerebro y el cuerpo.

Transmiten señales eléctricas y químicas, permitiendo la transmisión de información y la coordinación de actividades.

Además, las células cerebrales también están involucradas en el procesamiento de la información y la generación de respuestas.

3.

Tipos de células cerebrales: Existen varios tipos de células cerebrales, cada una con funciones y características específicas.

Algunos ejemplos incluyen las células piramidales, que son importantes en la transmisión de señales motoras; las células granulares, que están involucradas en la percepción sensorial; y las células de Purkinje, que desempeñan un papel crucial en la coordinación motora.

4.

Plasticidad neuronal: Las células cerebrales tienen la capacidad de cambiar y adaptarse en respuesta a diferentes estímulos y experiencias.

Este fenómeno se conoce como plasticidad neuronal.

La plasticidad neuronal es fundamental para el aprendizaje y la memoria, ya que permite la formación y consolidación de nuevas conexiones entre células cerebrales.

5.

Enfermedades cerebrales: Las células cerebrales están involucradas en muchas enfermedades y trastornos cerebrales.

Por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer se caracteriza por la acumulación de placas de proteína en el cerebro, lo que afecta la función de las células cerebrales.

Otras enfermedades, como el Parkinson y el trastorno del espectro autista, también están relacionadas con alteraciones en las células cerebrales.

Tipos y funciones de células gliales

Las células gliales son células no neuronales que se encuentran en el sistema nervioso central y periférico.

Son vitales para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso y desempeñan una variedad de funciones importantes.

A continuación, se presentan algunos de los principales tipos de células gliales y sus funciones:

1.

Astrocitos: Los astrocitos son el tipo más abundante de células gliales en el sistema nervioso central.

Son responsables de proporcionar soporte estructural y nutricional a las neuronas.

Además, forman la barrera hematoencefálica, que regula el paso de sustancias entre la sangre y el cerebro.

También están involucrados en la reparación de tejidos y la eliminación de desechos metabólicos.

2.

Oligodendrocitos: Los oligodendrocitos son células gliales que producen y mantienen la mielina, una sustancia que recubre los axones de las neuronas en el sistema nervioso central.

La mielina actúa como un aislante eléctrico, permitiendo una transmisión eficiente de los impulsos nerviosos.

Los oligodendrocitos también desempeñan un papel en la regeneración de la mielina después de una lesión.

3.

Células de Schwann: Las células de Schwann son el equivalente de los oligodendrocitos en el sistema nervioso periférico.

También producen mielina, pero su función principal es proporcionar soporte y nutrición a las fibras nerviosas periféricas.

Además, las células de Schwann están involucradas en la regeneración de los nervios dañados.

4.

Microglía: La microglía es el sistema inmunológico del sistema nervioso.

Son células gliales que actúan como macrófagos y están especializadas en la defensa y limpieza del tejido nervioso.

La microglía es responsable de eliminar células muertas o dañadas, así como de responder a la inflamación y las lesiones.

5.

Células ependimarias: Las células ependimarias son células gliales que recubren los ventrículos cerebrales y el conducto central de la médula espinal.

Estas células tienen cilios móviles que ayudan en el movimiento del líquido cefalorraquídeo y participan en la producción de este líquido.

Descubre la fascinante diversidad neuronal.