Unidad 2: Propiedades y características de los sistemas informáticos

Unidad 2: Propiedades y características de los sistemas informáticos

En esta unidad, exploraremos las propiedades y características fundamentales de los sistemas informáticos.

Los sistemas informáticos son una parte integral de nuestra vida diaria, desde nuestros teléfonos inteligentes hasta las computadoras que utilizamos en el trabajo o en el hogar.

En esta unidad, aprenderemos sobre los componentes esenciales de un sistema informático, como el hardware y el software, y cómo interactúan entre sí para brindarnos la funcionalidad que necesitamos.

También discutiremos conceptos como la arquitectura de los sistemas informáticos, la memoria y el almacenamiento, los sistemas operativos y las redes.

Al final de esta unidad, tendrás una comprensión sólida de las propiedades y características clave de los sistemas informáticos y estarás preparado para profundizar en temas más avanzados en el campo de la informática.

¡Comencemos!

Propiedades de los sistemas

Los sistemas tienen diferentes propiedades que los caracterizan y los diferencian de otros elementos o entidades.

Estas propiedades se refieren a aspectos como su estructura, comportamiento, interacción y funcionalidad.

A continuación, se presentan algunas de las propiedades más importantes de los sistemas:

1.

Propiedad de estructura: Los sistemas tienen una organización interna que determina cómo están compuestos y cómo se relacionan sus componentes.

Esta estructura puede ser jerárquica, en redes, en capas, entre otros.

2.

Propiedad de comportamiento: Los sistemas tienen un conjunto de acciones o funciones que realizan en respuesta a estímulos o entradas.

Estas acciones pueden ser deterministas, es decir, siempre se produce la misma respuesta ante una entrada dada, o pueden ser probabilísticas, donde la respuesta puede variar.

3.

Propiedad de interacción: Los sistemas pueden interactuar con otros sistemas o con su entorno.

Esta interacción puede ser a través de la comunicación de datos, señales, energía o información.

La interacción puede ser de forma síncrona o asíncrona, dependiendo de si se requiere una respuesta inmediata o no.

4.

Propiedad de modularidad: Los sistemas pueden estar compuestos por módulos o subsistemas independientes que se pueden combinar o intercambiar para formar sistemas más complejos.

Esta propiedad permite la reutilización y la escalabilidad de los sistemas.

5.

Propiedad de adaptabilidad: Los sistemas pueden adaptarse a cambios en su entorno o en los requisitos del sistema.

Esto implica que pueden ajustar su comportamiento, estructura o funcionalidad para seguir siendo efectivos y eficientes.

6.

Propiedad de eficiencia: Los sistemas están diseñados para lograr sus objetivos o funciones de la manera más eficiente posible.

Esto implica minimizar el uso de recursos, como tiempo, energía o espacio, y maximizar la productividad o el rendimiento.

7.

Propiedad de robustez: Los sistemas tienen la capacidad de mantener su funcionamiento adecuado incluso en situaciones de fallos o perturbaciones.

Esto implica tener mecanismos de detección y recuperación de errores, así como la capacidad de tolerar y adaptarse a condiciones adversas.

8.

Propiedad de escalabilidad: Los sistemas pueden crecer o reducir su tamaño o capacidad de manera flexible para satisfacer las necesidades cambiantes.

Esto implica que pueden adaptarse a un aumento o disminución de la carga de trabajo o de los recursos disponibles.

9.

Propiedad de seguridad: Los sistemas deben protegerse contra amenazas o ataques que puedan comprometer su integridad, confidencialidad o disponibilidad.

Esto implica tener mecanismos de autenticación, autorización y cifrado de datos, entre otros.

Elementos de un sistema

Un sistema está compuesto por diferentes elementos que trabajan en conjunto para lograr un objetivo común.

Estos elementos son:

1.

Entradas: Son los datos o información que ingresa al sistema desde el entorno externo.

Pueden ser variables, números, texto, imágenes, entre otros.

2.

Procesamiento: Es la parte del sistema que se encarga de manipular las entradas para producir las salidas.

Puede involucrar cálculos matemáticos, operaciones lógicas, transformaciones de datos, entre otros.

3.

Salidas: Son los resultados o información que el sistema genera y envía al entorno externo.

Pueden ser datos procesados, informes, gráficos, entre otros.

4.

Almacenamiento: Es el lugar donde se guarda la información que el sistema utiliza o produce.

Puede ser en forma de archivos, bases de datos, memoria RAM, entre otros.

5.

Controles: Son los mecanismos que permiten gestionar y regular el funcionamiento del sistema.

Pueden ser reglas, restricciones, validaciones, alarmas, entre otros.

6.

Interfaz: Es el punto de interacción entre el sistema y los usuarios.

Puede ser una pantalla, un teclado, un mouse, una voz, entre otros.

7.

Feedback: Es la retroalimentación que el sistema recibe del entorno externo o de los usuarios.

Puede ser en forma de respuestas, comentarios, indicadores, entre otros.

8.

Subsistemas: Son sistemas más pequeños que forman parte de un sistema más grande.

Cada subsistema tiene sus propios elementos y funciones específicas.

9.

Interconexiones: Son las conexiones o enlaces que existen entre los diferentes elementos del sistema.

Pueden ser físicas (cables, redes) o lógicas (comunicación entre componentes).

10.

Flujo de información: Es la dirección en la que se mueve la información dentro del sistema.

Puede ser unidireccional, bidireccional o circular.

Estos elementos trabajan en conjunto de manera interdependiente para que el sistema funcione de manera eficiente y cumpla con su objetivo.

La falta o falla de alguno de estos elementos puede afectar el funcionamiento global del sistema.

Estructura de un sistema de información

La estructura de un sistema de información se refiere a la organización y disposición de los componentes que lo conforman.

Un sistema de información está compuesto por diferentes elementos que interactúan entre sí para recopilar, procesar, almacenar y distribuir información de manera eficiente.

1.

Componentes de un sistema de información:

Hardware: se refiere a los dispositivos físicos, como ordenadores, servidores, impresoras, entre otros, que permiten el procesamiento y almacenamiento de la información.
Software: son los programas y aplicaciones informáticas que se utilizan para gestionar y procesar los datos.

Pueden ser sistemas operativos, bases de datos, programas de gestión, entre otros.
Redes: son los medios de comunicación que permiten la transferencia de información entre los diferentes componentes del sistema.

Pueden ser redes locales (LAN) o redes globales (WAN).
Personas: son los usuarios y los profesionales encargados de utilizar, mantener y gestionar el sistema de información.
Procedimientos: son los métodos y normas establecidos para el correcto funcionamiento del sistema.

Incluyen los procesos de entrada, procesamiento, almacenamiento y salida de la información.
Datos: son la materia prima del sistema de información.

Pueden ser números, textos, imágenes o cualquier otro tipo de información que se procesa y se almacena en el sistema.

2.

Organización de la información:

La estructura de un sistema de información también incluye la forma en que se organiza y se presenta la información.

Esto se puede hacer a través de diferentes elementos como:
Bases de datos: son estructuras organizadas que permiten almacenar grandes cantidades de información de forma estructurada y accesible.
Tablas: se utilizan para organizar y presentar la información de manera ordenada y sistemática.

Se pueden utilizar para mostrar datos numéricos, textos, imágenes, entre otros.
Formularios: son elementos que permiten recopilar información de manera estructurada.

Se utilizan para ingresar datos en el sistema.
Informes: son documentos generados a partir de la información almacenada en el sistema.

Pueden presentar datos resumidos, gráficos, estadísticas, entre otros.
Pantallas: son interfaces visuales que permiten a los usuarios interactuar con el sistema de información.

Pueden mostrar información, solicitar datos o realizar acciones específicas.

3.

Funciones de un sistema de información:

Entrada: es el proceso de recopilación y captura de la información en el sistema.

Puede ser a través de dispositivos de entrada como teclados, escáneres, sensores, entre otros.
Procesamiento: es el tratamiento y manipulación de la información para convertirla en datos útiles y relevantes.

Incluye operaciones como cálculos, clasificaciones, ordenamientos, entre otros.
Almacenamiento: es el proceso de guardar y conservar la información en dispositivos de almacenamiento como discos duros, servidores, bases de datos, entre otros.
Salida: es el proceso de presentación y entrega de la información procesada a los usuarios.

Puede ser a través de informes, pantallas, impresiones, entre otros.
Control: es la supervisión y gestión de los procesos del sistema de información para asegurar su correcto funcionamiento.

Incluye actividades como la seguridad de los datos, el mantenimiento del hardware y software, entre otros.

¡Aplica estos conocimientos y sé un experto!

Subir