Composición del sistema nervioso periférico: una visión general

En el estudio del sistema nervioso, es indispensable comprender la complejidad y el funcionamiento de sus diferentes componentes.

Uno de estos componentes es el sistema nervioso periférico, el cual desempeña un papel fundamental en la comunicación entre el sistema nervioso central y el resto del cuerpo.

En esta introducción, exploraremos la composición del sistema nervioso periférico y proporcionaremos una visión general de su estructura y funciones.

Desde los nervios periféricos hasta los ganglios y los receptores sensoriales, descubriremos cómo esta red de tejido neural juega un papel crucial en la transmisión de información y en la coordinación de las respuestas del organismo.

¡Acompáñanos en esta fascinante exploración del sistema nervioso periférico!

El sistema nervioso periférico: su composición

El sistema nervioso periférico (SNP) está compuesto por todas las partes del sistema nervioso que se encuentran fuera del sistema nervioso central.

Está formado por los nervios y ganglios nerviosos que se extienden desde el cerebro y la médula espinal hacia el resto del cuerpo.

El SNP se divide en dos componentes principales: el sistema nervioso periférico somático y el sistema nervioso periférico autónomo.

1.

Sistema nervioso periférico somático: Es responsable de la comunicación entre el sistema nervioso central y los músculos esqueléticos y los receptores sensoriales de la piel y los órganos de los sentidos.

Permite la ejecución de movimientos voluntarios y la recepción de estímulos externos.

2.

Sistema nervioso periférico autónomo: Es responsable de la comunicación entre el sistema nervioso central y los órganos internos, glándulas y músculos lisos.

Se divide en dos subdivisiones: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

El sistema nervioso simpático prepara al cuerpo para la acción en situaciones de estrés o peligro, activando respuestas como el aumento de la frecuencia cardíaca y la dilatación de los vasos sanguíneos.

El sistema nervioso parasimpático, por otro lado, tiene un efecto opuesto al simpático, promoviendo la relajación y la conservación de energía.

Controla funciones como la digestión, la frecuencia cardíaca en reposo y la contracción de los músculos lisos en el tracto gastrointestinal.

El sistema nervioso periférico y su división

El sistema nervioso periférico (SNP) es una parte del sistema nervioso que se encuentra fuera del sistema nervioso central (SNC), que incluye el cerebro y la médula espinal.

El SNP está compuesto por nervios y ganglios que conectan el SNC con el resto del cuerpo.

El SNP se divide en dos partes principales: el sistema nervioso periférico somático (SNPS) y el sistema nervioso periférico autónomo (SNPA).

1.

Sistema nervioso periférico somático (SNPS): Este sistema está relacionado con la actividad voluntaria y consciente del cuerpo.

Controla los movimientos musculares voluntarios y recibe información sensorial del entorno.

El SNPS está compuesto por nervios motores que transmiten señales desde el SNC a los músculos esqueléticos y nervios sensoriales que transmiten información sensorial desde los receptores sensoriales hacia el SNC.

2.

Sistema nervioso periférico autónomo (SNPA): Este sistema está relacionado con la actividad involuntaria y automática del cuerpo.

Controla funciones como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la digestión y la respiración.

El SNPA se subdivide en el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

a.

Sistema nervioso simpático: Este sistema prepara al cuerpo para situaciones de estrés y emergencia.

Aumenta la frecuencia cardíaca, dilata los bronquios, incrementa el flujo sanguíneo hacia los músculos y disminuye la actividad digestiva.

Está asociado con la respuesta de “lucha o huida”.

b.

Sistema nervioso parasimpático: Este sistema promueve la relajación y el equilibrio en el cuerpo.

Disminuye la frecuencia cardíaca, estimula la actividad digestiva y favorece la conservación de energía.

Está asociado con la respuesta de “descanso y digestión”.

Cabe mencionar que el SNP también está compuesto por diferentes tipos de nervios, como los nervios craneales y los nervios espinales.

Los nervios craneales se originan en el cerebro y se encargan de transmitir información sensorial y controlar los movimientos de la cabeza y el cuello.

Los nervios espinales se originan en la médula espinal y se encargan de transmitir información sensorial y controlar los movimientos de las extremidades y el tronco.

División del sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico (SNP) se divide en dos componentes principales: el sistema nervioso autónomo y el sistema nervioso somático.

1.

Sistema nervioso autónomo (SNA): El SNA controla funciones involuntarias y automáticas del cuerpo, como la actividad cardíaca, la respiración, la digestión y la regulación de la temperatura corporal.

A su vez, el SNA se subdivide en dos ramas principales: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

Sistema nervioso simpático: Esta rama del SNA se activa en situaciones de estrés o emergencia.

Prepara al cuerpo para la acción, aumentando la frecuencia cardíaca, dilatando los vasos sanguíneos y liberando adrenalina.

Esto permite una respuesta rápida y eficiente en situaciones de peligro o amenaza.

Sistema nervioso parasimpático: Esta rama del SNA se encarga de restablecer el equilibrio y la calma después de una respuesta de estrés.

Disminuye la frecuencia cardíaca, promueve la digestión y la eliminación de desechos, y conserva la energía.

El sistema nervioso parasimpático predomina en situaciones de relajación y descanso.

2.

Sistema nervioso somático: Este componente del SNP se encarga de la comunicación entre el sistema nervioso central (SNC) y los músculos esqueléticos y los receptores sensoriales.

Controla los movimientos voluntarios del cuerpo y la percepción sensorial.

– Los nervios motores del sistema nervioso somático transmiten señales desde el SNC hacia los músculos, permitiendo el control consciente y voluntario de los movimientos.

– Los nervios sensoriales del sistema nervioso somático transmiten información sensorial desde los receptores sensoriales hacia el SNC, permitiendo la percepción consciente de estímulos como el tacto, la temperatura y el dolor.

¡Explora más sobre el fascinante sistema nervioso!